ERITE - ITE: inspección técnica de edificios. Somos una empresa de Arquitectos Técnicos e Ingenieros de Edificación emprendedores, con amplia experiencia laboral en el mundo de la construcción (obra pública y privada), que nos hemos juntado con el objeto de dar servicio a nuestros potenciales clientes; particularmente dentro del nuevo amplio mundo de las ITE y en todos los servicios relacionados con la arquitectura técnica: direcciones de obra, coordinaciones de seguridad, redacción de estudios de seguridad, valoraciones, peritaciones, tasaciones, delineación,…;Entendemos que el contacto estrecho e intensivo con los clientes y con la obra es el mejor modo de asegurar el cumplimiento de sus deseos y necesidades, y al tiempo ofrecer un servicio y asesoramiento sencillo y claro; que repercuta directamente en la mejor relación calidad, precio y resultado de su proyecto/trabajo.Conózcanos, visite nuestra web, no dude en solicitar información y si desea una entrevista personal en donde estudiaremos juntos sus necesidades y contestaremos a todas sus preguntas.

     
OURENSE: Apenas un centenar de edificios ha pasado inspección técnica en un año.

A punto de cumplir un año de su entrada en vigor, el próximo día 30, la ordenanza municipal que obliga a los edificios construidos en la ciudad antes de 1910 a pasar una inspección técnica (ITE) continúa sin cuajar entre los propietarios de los inmuebles.
De los 4.111 edificios que desde entonces están obligados a realizar esa inspección -el Concello ya tuvo que prorrogar el plazo durante todo este año dado el escaso número de inmuebles inspeccionados hasta diciembre de 2011-, sólo los propietarios de un centenar (el 2,4%) han realizado este trámite.
Dada la situación, y aunque todavía queda medio año de plazo para que estos edificios puedan ser inspeccionados, desde Urbanismo se considera que a principios de 2013 tendrá que actuar de oficio en un buen número de casos. 'Sabemos, por lo ocurrido en otras ciudades, que esta primera tanda es muy complicada, por eso prorrogamos el plazo', explica la concejala del área, Áurea Soto, que añade que 'lo cierto es que en este censo de edificios entran también un gran número de la zona del rural, en donde es muy complicado buscar a la propiedad', ya que se dan muchos casos de edificios abandonados o sin definir la propiedad.
CUESTIONES ECONÓMICAS
Sin embargo, desde la oposición se ha sugerido en más de una ocasión la posibilidad de que sea la falta de información sobre la obligatoriedad de realizar este trámite la responsable de que se hayan superado un número tan bajo de inspecciones. 'Ahora mismo lo sabe todo el mundo', afirma Soto, que descarta que el Concello lleve a cabo campañas de información a los vecinos para que estén al tanto de la entrada en vigor de esta ordenanza, que, hasta 2013, afecta únicamente a los edificios construidos hasta 1910.
Por otro lado, entre los técnicos que realizan las inspecciones existe la impresión de que 'hay muchos propietarios de edificios antiguos que no tienen una capacidad económica muy alta' y estarían dejando este trámite para el final, o para cuando se viesen obligados a hacerlo. De hecho, es la comunidad de propietarios la que tiene que contratar a un técnico para que realice la inspección del edificio y después éste presente un informe en el Concello.
Otra de las dificultades que perciben los técnicos es que 'muchos de estos inmuebles no tienen división horizontal, por lo que da igual que haya cuatro viviendas que estén bien, ya que, como una no pase la inspección, no la supera el edificio'.
La ordenanza tiene como objetivo supervisar el estado de los edificios e ir corrigiendo las deficiencias detectadas en la inspección, al igual que ocurre con las que se realiza en los vehículos. Este análisis debe contratarse cada 10 años. En caso de que el informe sea desfavorable, los vecinos tendrán que sufragar las obras para que el estado del edificio sea óptimo. La puesta en marcha de esta ordenanza, que está en vigor desde hace años en otras ciudades, pretende evitar riesgos o la ejecución de obras mayores en un futuro.
La antigüedad de las edificaciones es el criterio por el que se va realizando este trámite. Dado que la ordenanza entró en vigor el 30 de junio del año pasado, su implantación se va a realizar paulatinamente, aunque el objetivo es que todos los edificios de más de 30 años deban superar este trámite. Hasta finales de este año, son los más antiguos, los construidos hasta 1910, los que tienen obligación de ser supervisados. Una vez superado este plazo, llegará el turno para los edificados entre 1911 y 1950. Eso sí, en los inmuebles anteriores a esa fecha que no hayan realizado la inspección, el Concello podrá actuar de oficio, imponiendo multas coercitivas para que la comunidad realice este trámite.
Fuente
<<
ERITE - ITE - administracion   © 2012 ERITE - Aviso legal
Desarrollado por ZIBLEC